Métodos anticonceptivos de barrera: Espermicidas En: Métodos anticoncepctivos

esper

¿Qué son?
Son productos químicos en forma de jaleas, cremas, espumas y óvulos que se colocan dentro de la vagina.

¿Cómo evitan el embarazo?
Los espermicidas matan o inmovilizan a los espermatozoides, impidiendo su entrada al útero, evitando así el embarazo.

¿Cómo se usan?

  • Deben ser colocados antes de cada relación sexual.
  • Los comprimidos y óvulos deben ser colocados en la vagina por lo menos 10 minutos antes de iniciar la relación sexual. Los otros (jalea, crema, espuma) necesitan menos o ningún tiempo de espera.
  • La duración del efecto anticonceptivo es de aproximadamente una hora. Para cada relación sexual debe usar una dosis nueva.

¿Cuál es su eficacia?
Son los anticonceptivos menos efectivos. Cuando el uso es correcto y
consistente, pueden embarazarse alrededor de 18 de cada 100 mujeres durante un año. En el uso habitual pueden embarazarse 29 mujeres de 100. Los espermicidas son más eficaces si son usados junto con el diafragma.

Criterios médicos de elegibilidad para los espermicidas
Los criterios para la iniciación de este método son: 

Categoría 4 (representa un riesgo inaceptable para la salud)

  • Está en categoría 4 en personas con alto riesgo de contraer el VIH/SIDA, en portadores del VIH y/o personas con SIDA.

No se recomienda el uso de espermicidas cuando una mujer tiene una o más patologías severas en las que un nuevo embarazo puede exponer su salud a un riesgo, dado el elevado rango de las tasas de embarazo en quienes no los usan en forma correcta y consistente.

¿Cuáles son los efectos colaterales?

Los espermicidas pueden causar reacción alérgica, candidiasis vaginal e irritación cervical y/o vaginal si se usan frecuente y prolongadamente.

¿Los espermicidas protegen contra las infecciones de transmisión sexual?
No. Hasta el momento no se ha demostrado que los espermicidas protejan contra las infecciones de transmisión sexual. El uso repetido y en altas dosis del espermicida Nonoxinol-9 puede causar irritación o abrasión vaginal y cervical, lo que podría aumentar el riesgo de transmisión de VIH.