Anticonceptivos hormonales de progestágeno solo: Anillo vaginal de progesterona En: Métodos anticonceptivos

anillo-vaginal-de-progesterona¿Qué es?
El anillo vaginal de progesterona (AVP, registrado en Chile como Progering ®) fue diseñado como anticonceptivo para el período de lactancia buscando una alternativa a los progestágenos sintéticos. Consiste en un anillo de silastic de 58 mm de diámetro que contiene alrededor de 2 g de progesterona. Libera 10 mg de progesterona al día durante un período de 4 meses, la que se absorbe a través de la pared de la vagina.

¿Cómo evitan el embarazo?
La progesterona prolonga el período de anovulación y amenorrea post-parto, reforzando los mecanismos naturales de la infertilidad asociada a la lactancia.

¿Cómo se usa el anillo vaginal?
El anillo se coloca en la vagina a partir de las 4 semanas postparto cuando la mujer está en lactancia exclusiva y amenorrea, se mantiene continuamente en la vagina y es reemplazado cada 3-4 meses por otro anillo mientras dura la lactancia o hasta que se cumpla un año post-parto. El uso del AVP no requiere preocupación diaria de la usuaria, puede discontinuarse a voluntad y la auto-administración es percibida como una ventaja por muchas mujeres.

¿Cuál es la eficacia?
La eficacia anticonceptiva del AVP durante la lactancia es alta con tasas acumuladas de embarazo de 0 a 1.5 por 100 años mujer, similar a lo observado con el DIU con cobre.

Criterios médicos de elegibilidad para el anillo de progesterona
El AVP está clasificado en categoría 1 para su uso durante la lactancia y a partir de las 4 semanas postparto según los Criterios Médicos de Elegibilidad de la OMS. El AVP no altera la duración de la lactancia ni el crecimiento de los lactantes. La progesterona no se absorbe por vía oral, por esto no es bio-disponible para el lactante si la ingiere en la leche materna. La progesterona no tiene contraindicaciones médicas y no tiene efectos sistémicos. Se evita el primer paso por el hígado lo que permite utilizar dosis bajas.

¿Cuáles son los efectos colaterales?
Pueden producir efectos locales (irritación, dolor, aumento de la secreción vaginal, lesiones del epitelio) y molestias durante las relaciones sexuales. Pueden expulsarse e incluyen la posibilidad de uso incorrecto.

IMPORTANTE: No protege contra infecciones de transmisión sexual.